Javier Martínez, director de la Escuela de Violería de Zaragoza

Los “lauderos” medievales ibéricos, más tarde llamados “violeros”, o “violeiros”, constituyeron un oficio estable y bien organizado en gremios, mucho antes de que se empezaran a configurar las grandes escuelas de luthería italianas o centroeuropeas. De ahí que sea más correcto denominar nuestro oficio de este modo. Los términos en italiano “liutai”, en francés “luthier”, o en alemán “luter”, se documentan mucho después. Eran nombres de oficio se asociaban a las familias de instrumentos concretos. Así “laudero” era constructor de laúdes; “violero”,  de vihuelas de mano o de arco; “organero”, de órganos, y “guitarrero”, de guitarras.

En la actualidad se ha impuesto la voz “luthier” y se aplica de un modo indiscriminado a cualquier constructor de instrumentos, aunque éstos sean de percusión, viento, o incluso eléctricos. Representa un empobrecimiento semántico fruto del desconocimiento de una realidad artística y cultural muy rica y diversa.

Describe your profession, with details on products, services, expertise and know how.

Los “lauderos” medievales ibéricos, más tarde llamados “violeros”, o “violeiros”, constituyeron un oficio estable y bien organizado en gremios, mucho antes de que se empezaran a configurar las grandes escuelas de luthería italianas o centroeuropeas. De ahí que sea más correcto denominar nuestro oficio de este modo. Los términos en italiano “liutai”, en francés “luthier”, o en alemán “luter”, se documentan mucho después. Eran nombres de oficio se asociaban a las familias de instrumentos concretos. Así “laudero” era constructor de laúdes; “violero”,  de vihuelas de mano o de arco; “organero”, de órganos, y “guitarrero”, de guitarras.

En la actualidad se ha impuesto la voz “luthier” y se aplica de un modo indiscriminado a cualquier constructor de instrumentos, aunque éstos sean de percusión, viento, o incluso eléctricos. Representa un empobrecimiento semántico fruto del desconocimiento de una realidad artística y cultural muy rica y diversa.

What materials do you use? Where and how you purchase them?

Las maderas europeas más utilizadas en los instrumentos de tradición centroeuropea son el abeto y el arce. La violería ibérica, además de especies autóctonas como el nogal europeo, el pino silvestre, el ciprés, algunos frutales, o el boj, entre otros, introdujo maderas tropicales muy variadas. Junto a las maderas, utilizamos diferentes materiales complementarios, como el pergamino para lazos, el lino para refuerzos interiores, maderas arbustivas y hueso en las taraceas, entre otros. También componemos nuestros propios barnices de acuerdo a recetas antiguas que hemos heredado:  resinas de diferentes especies, aceites, esencias, alcohol, llamado en el siglo XVI “aguardiente de siete coceduras”, etc. En la Escuela de Violería, en colaboración con la Fundación Rey Ardid, dentro del proyecto europeo “Delyramus”, estamos investigando y recuperando técnicas de manufactura de cuerdas de tripa.

What is your “ideal” client’s profile?

 

Suelen ser músicos profesionales o profesores, en ocasiones alumnos en la fase final de su carrera. En todo caso, siempre son personas sensibles, comprometidas con la salvaguarda del sonido de aquellos delicados instrumentos. Trabajamos por encargo, en permanente diálogo con los músicos.

At what age and under what circumstances did you start this job?

Siendo un niño. Sentía fascinación por los instrumentos. Con los restos de una guitarra vieja construí un instrumento al que yo llamaba “violín”, sin tener nada que ver con él. Solucioné los problemas como pude. Soy de Guadalaviar, un pueblecito de Teruel, nunca había visto un violín más en en la televisión o en libros. Mi padre me ayudó a doblar los aros, aunque él tampoco sabía. Cuando lo estaba terminando, un cuñado mío consiguió el teléfono de un monje luthier polaco que trabajaba en León. Yo tenía diez años entonces y lo llamaba por conferencia. Fue muy amable, y, aunque parezca imposible, después de reírse muy a gusto de mis soluciones improvisadas, me dio por teléfono las primeras lecciones. Recuerdo que cuando le conté que le había puesto el alma a mi violín de madera de tejo, y que tenía la sección cuadrada, se reía diciéndome que ese alma era heterodoxa, entonces no entendía el significado de esa palabra. Luego, con doce y trece años, estudiando en Zaragoza, visitaba el taller de un guitarrero a ratos. Me costó convencerle para que me dejara sentarme y mirar. Siempre con la promesa de no tocar ni decir nada.

Where and how long have you been trained before you were ready to start your own business? In a training institute, with a craftsman or both? What do you think is the best way to learn your job today? Schools, training with craftsmen ...?

La construcción de estos instrumentos surgió a partir del creciente interés de los músicos por la Música Antigua. Muchas tipologías habían desaparecido o eran poco conocidas. Hay familias, como por ejemplo la vihuela de arco, de las que no conservamos ningún ejemplar original. Solo conocemos tres vihuelas de mano históricas bien documentadas, con dudas sobre la personalidad de un par de ellas más. Tampoco ningún laúd ibérico anterior al siglo XVIII, pese a ser un instrumento habitual durante la Edad Media y Renacimiento. El trabajo de recuperación de estos instrumentos surgió de un modo intuitivo, pero poco a poco se fueron incorporando nuevos criterios como fruto del resultado de las investigaciones realizadas. Eso ha permitido que en este momento que los “nuevos violeros” trabajemos con mayor rigor y estemos en disposición de ofrecer cursos de formación, motivación que nos impulsó a crear la Escuela de Violería de Zaragoza, un proyecto necesario para cubrir un vacío en las enseñanzas de violería y guitarrería en España.

Describe the techniques, the tools and the materials you use in your work.

Gracias a la abundancia de documentación podemos aproximarnos al ambiente de los talleres históricos. En los inventarios de los violeros aparecen relaciones de herramientas, moldes, bancos y diferentes enseres. Muchos de las herramientas manuales actuales (gubias, cepillos, garlopas, sierras, etc) son similares a las históricas. Intentamos aproximarnos también a los procesos antiguos aunque no podemos conocer todos ellos, algo que debemos reconocer con honestidad. De ahí que sea imprescindible seguir investigando si queremos aproximarnos a las técnicas de los grandes maestros.

Del mismo modo, queremos ser respetuosos con los materiales originales, con las maderas, barnices y materiales auxiliares. En definitiva, representan un conjunto de materiales naturales que nos permiten mantener un permanente diálogo con la naturaleza, a la vez que nos acercan a las búsqueda de aquellos artesanos.

What role do "talent" and "creativity" play in your profession?

Los gremios reglamentaban en sus ordenanzas instrucciones claras sobre las características de sus producciones. Los veedores supervisaban los instrumentos, garantizando su calidad final. Los violeros españoles tenían que conocer un lenguaje que les permitía hablar con una libertad muy limitada.

En este momento, la aproximación a la producción histórica no nos permite tergiversarla. Nuestra filosofía nos exige reproducir instrumentos antiguos con el máximo rigor, con un método similar al de los restauradores de cualquier obra artística. Pero pese a estas restricciones, cada instrumento es una nueva aventura. Aunque se utilicen en diferentes instrumentos maderas procedentes de un mismo árbol, cada corte es diferente. En ese momento entran en juego las intuiciones profundas en las que se desenvuelve el trabajo de un buen violero, o de un buen luthier, su aportación personal en decisiones vitales para que un instrumento pueda ser considerado adecuado, o excelente. Luego está el necesario diálogo con los músicos. Al fin y al cabo ellos también desarrollan una búsqueda, en sus aproximaciones a la música compuesta para el instrumento concreto. Las dos líneas de investigación de músicos y artesanos deben confluir y en necesario “arte” de ambos, participar de una sintonía necesaria.

And what about innovation, what are the changes since you started? Do you use new materials, tools, or processes in manufacturing and marketing? What is the impact of innovation on your performance? How could your profession be even more innovative?

Decía Umberto Eco que al hombre contemporáneo se le llena la boca con la palabra “innovación”, y la aplica con gratuidad a casi cualquier cosa. Nuestros antepasados quedaban sometidos a la “Auctoritas”, a los dictámenes o postulados de los sabios antiguos, considerados casi sagrados, al tutelaje de la misma tradición. Pero innovaban mucho más de lo que ahora podamos imaginar. ¿Cómo podría entenderse de otro modo la continua sucesión de estilos artísticos a lo largo de la Historia? La actividad artística exige una innovación permanente y, a veces, ese requerimiento conduce al Arte Contemporáneo hacia lo grotesco y hasta lo ridículo. Ya no se trata ahora de perseguir una obra bella, o fea; útil o provocadora, sino de procurar cualquier engendro del que luego podamos decir que aporta “innovación”. No creo que innovar sea una meta en sí misma, si bien no podemos renunciar a ciertos avances que nos facilitan las cosas. Contamos en la actualidad con herramientas que nos permiten avanzar de un modo insospechado hace tan solo décadas, pero el resultado debe seguir siendo sublime. De ahí que no debamos dejar de utilizarlas, pero apostemos por la exploración más que por la innovación lineal. Por el progreso, pero siempre mirando en todas direcciones, incluso hacia atrás. Perder el interés por la cultura precedente, por las aportaciones que los antepasados nos legaron empobrece a las sociedades y las conduce a la toma de decisiones equivocadas.

Si hablamos de las circunstancias que podrían contribuir a mejorar nuestra profesión, más que indagar sobre las ventajas de una modernización de la producción, que nunca debe abandonar los valores y principios propios de la artesanía, deberíamos intentar vincular a las administraciones públicas y a la sociedad en general hacia políticas más valientes en la defensa del patrimonio cultural, y dentro de él, de los instrumentos musicales en particular, una parcela que suele quedar poco atendida. No se escatiman medios para la restauración de la uña del dedo meñique de una virgen barroca de medio pelo que queda luego arrumbada en la penumbra de cualquier museo, si se me permite esta imagen, pero apenas se atiende la impresionante riqueza material e inmaterial de los instrumentos musicales. Luchamos por interesar a los gobiernos responsables, y siempre agradecemos cuando obtenemos respuesta, como por ejemplo, la reciente y loable iniciativa del Departamento de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, que acaba de incoar el expediente para declaración como Bien de Interés Cultural, del legado inmaterial de los violeros aragoneses, o del propio Ministerio de Cultura español, que ha seleccionado nuestra iniciativa “Arte de Violería en la Zaragoza del Renacimiento, como uno de los cinco mejores proyectos culturales presentados en 2019.

What is the best way to learn your profession?

Depende mucho de la especialización que se pretenda. Si de lo que se trata es de aprender a construir instrumentos del cuarteto clásico, por ejemplo, existen magníficas iniciativas, excelentes escuelas en las que se puede aprender. Sin embargo, hay aún carencias en lo que se refiere a los instrumentos antiguos o a la guitarra española. Son las que nos motivaron a poner en marcha la Escuela de Violería de Zaragoza. Hay cursillos cortos impartidos a nivel particular por algunos maestros y también ayudan a la iniciación, pero una formación seria exige años. Nunca hay que dejar de estudiar, de leer, y de perder el miedo a equivocarse, la única forma de avanzar. Vivimos un momento en el que podemos contar con mucha más información. Ya no solo nos ayudan los libros, internet es una magnifica herramienta de aprendizaje.

Volvemos a insistir en el necesario compromiso de las administraciones. Los cursos de calidad son caros, las matrículas elevadas y es imprescindible un mayor compromiso político para apoyar la formación en nuestras disciplinas.

What is your message to younger generations who might choose your profession?

El universo de los instrumentos antiguos y tradicionales no se reduce a su mera construcción. Son legión los profesionales vinculados a otros campos del patrimonio cultural, y hablamos de museólogos, restauradores, historiadores del arte y de la cultura, musicólogos, organólogos, como ejemplo de una lista mucho mayor. El interés por el rescate de unos objetos capaces de vehicular belleza en forma de sonido y de música nos ayudará a conocernos mucho mejor, pues no podemos olvidar que somos un producto de quienes nos precedieron. Los instrumentos, como artefactos culturales, merecen mayor atención. Estoy seguro de que surgirán nuevas oportunidades profesionales para quienes decidan dedicar su vida no solo a su construcción, sino también a su análisis, a la recuperación de las tipologías extinguidas, a la resolución de las dudas que todavía tenemos sobre ellos, que son muchas. Luego están otras ocupaciones complementarias, en la confección de cuerdas de tripa históricas, en la explotación racional de maderas para la construcción de instrumentos, sin olvidar la restauración, la reparación o el comercio de instrumentos musicales.

Leave a Reply

Back to top